Bienestar·estilo de vida·Mujer·Salud·terapias naturales

¡Practica Yoga con aceites esenciales!

_14_4442

Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu: esta milenaria disciplina es uno de los mejores sistemas de cuidado integral que existen.

El enfoque holístico de la aromaterapia

Al igual que el yoga, la aromaterapia puede afectar tanto al cuerpo como a la mente. También se esfuerza por mejorar el bienestar físico y mental.

Debido a que los aceites esenciales tienen una dimensión informativa sutil y un efecto real sobre el sistema nervioso, en particular, su uso en la práctica de yoga o la meditación puede fortalecer o facilitar la práctica.

Algunas sugerencias para tu práctica de yoga:

  • Pon el difusor para purificar el aire y así conseguir una energía más estimulante con los aceites esenciales, por ejemplo con limón, naranja, Purification o pomelo.
  • Consigue una experiencia más relajada y profunda en la meditación con los aceites esenciales de lavanda, incienso, madera de cedro o bergamota.
  • Mejora los ejercicios de pranayama estimulando la glándula pineal y la oxigenación del cerebro con los aceites esenciales de menta, incienso, sándalo, eucalipto.
  • Alivia las dolencias musculares y la tensión cuando ejercites asanas con los aceites esenciales de gaulteria, Panaway, copaiba, menta, abeto balsámico.
  • Para expandir la conciencia y que la persona vaya hacia su interior Valor, Joy, lavanda.

Los aceites esenciales están repletos de principios activos y son eficaces en muchos aspectos. Poseen una energía extraordinaria que nos ayudan a revitalizarnos cuando perdemos el dinamismo y bajan nuestras defensas frente a las agresiones que nos rodean.

Cómo utilizar los aceites esenciales en tu práctica de yoga:

  • En el difusor para que las moléculas aromáticas de los aceites esenciales queden en la atmósfera de la sala y todo el mundo que esté practicando los pueda respirar.
  • Masaje o unción: Los aceites esenciales aplicados en la piel, en la mayoría de los casos diluidos, pueden relajar los músculos y las articulaciones para prepararse para el estiramiento y las posturas.

También se utilizan después de una sesión para una recuperación más rápida de la flexibilidad, prevenir dolores o simplemente para la comodidad inmediata.

Aplicado como unción los aceites esenciales también pueden facilitar la visualización, la meditación o la concentración.

Los aceites de aromaterapia para Yoga:

Hay muchísimos aceites esenciales que se pueden usar durante la sesión de Yoga. A medida que vas utilizando aceites esenciales en tus sesiones puedes darte cuenta de qué aceites esenciales te gustan más, cuáles te funcionan mejor… la clave está en usarlos y usar diferentes aceites esenciales.

El aceite esencial de incienso (Boswellia carterii) tiene una fragancia que tiene un efecto calmante sobre la mente, como ningún otro aceite. Su uso durante la meditación, ayuda a conectarte con tus sentidos espirituales, con lo que en la fuerza interior. Expande los chakras superiores y sana el cuerpo, aliviando el estrés, la fatiga y la depresión.

El aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia) al ponerlo en el difusor de la sala de yoga puede ayudar a aliviar la ansiedad, nerviosismo, dolores de cabeza e insomnio. La inhalación de su aroma equilibra los chakras, calma el corazón y trae paz y tranquilidad en tu mente.

La fragancia de verano del aceite esencial de naranja (Citrus sinensis) funciona excepcionalmente bien para la elevación estado de ánimo. Elimina miedos irracionales y dudas de uno mismo, mediante la revitalización de los sentidos y revitalizar espíritu de la vida.

El aceite esencial de mirra (Commiphora myrrha) ayuda a la apertura espiritual al calmar el sistema nervioso central. Infunde a la mente con profunda tranquilidad y serenidad, mediante el fortalecimiento de la conexión entre la corona y los chakras de la base. Este aceite esencial que se conoce por curar trastornos emocionales.

La fragancia ligera del aceite esencial de limón (Citrus limon) es conocido por aliviar la mente de las tensiones, presiones y los problemas de la vida cotidiana. Practicar yoga con el aroma calmante del limón eleva el estado de ánimo y sentimientos más felices infunde mediante la reducción de trastornos nerviosos.

El aroma floral del aceite esencial de ylang-ylang (Cananga odorata) aumenta la confianza en uno mismo, reduce la presión arterial alta, dolores de cabeza, suaviza y restaura el brillo perdido en la piel. El toque de dulzura en su fragancia se sabe que aumenta la libido, ayuda con el insomnio y alivia los cambios de humor.

NOTA: Recuerda que no todo el mundo reacciona de la misma manera ante los aromas, por lo que si eres el profesor de yoga o el estudiante, hay que ser conscientes y respetuosos con los que te rodean respecto al uso de aceites esenciales.

…sat nam…

Glòria,

“Y gracias a Mamá Esencial por esta información tan valiosa, sabes que me inspiras…”

Blog de mamá esencial

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s